Sodexo Beneficios > BLOG RH > ROI + VOI: una combinación ganadora en el reconocimiento a los colaboradores

ROI + VOI: una combinación ganadora en el reconocimiento a los colaboradores


Imprimir Email

ROI + VOI: una combinación ganadora en el reconocimiento a los colaboradores

 

 

Como en toda iniciativa de negocios exitosa, muchas compañías centralizan sus programas de reconocimiento y recompensas, reuniendo valiosa información y evaluando mejor su eficacia. Así determinan si los resultados del programa justifican la inversión en él.

Para que el panorama se vuelva claro, las empresas líderes utilizan dos varas para tomar la misma medida: el enfoque tradicional de “datos duros” del Retorno sobre Inversión (ROI) y el enfoque de “datos blandos” del Retorno sobre Inversión (VOI).

Los programas de reconocimiento apuntan al compromiso de los colaboradores.

En el campo de los beneficios y las recompensas, los estudios realizados por actores clave de la industria, como Gallup, The Corporate Leadership Council y Willis Towers Watson, han mostrado que el reconocimiento está ampliamente correlacionado con una mejora en el compromiso del colaborador. A su vez, este compromiso tiene un peso crucial sobre el rendimiento en el trabajo y las conductas relacionadas con él. Las compañías que activamente intentan mejorar el compromiso también logran aumentar el valor de su negocio y superan financieramente a sus competidores.

En consecuencia, si bien los beneficios de invertir en compromiso son innegables, la medición precisa del impacto de los programas específicos es más crucial que nunca.

Históricamente, las compañías se han enfocado únicamente en determinar si los beneficios de un programa, pensando en valor monetario, son mayores que sus costos. En otras palabras, determinan el ROI. Estas mediciones pueden incluir resultados cuantificables, como tasas de rotación, productividad o ausentismo. Pero, si bien este enfoque ha sido por años la vara de medición, su análisis es unidimensional y no captura todos los factores que afectan al rendimiento.

Los expertos de la industria señalan actualmente la necesidad de explorar y evaluar otros beneficios más tangibles que derivan del reconocimiento.

Medir lo “inconmensurable”.

Gartner, una compañía líder a nivel mundial en investigación y asesoría de IT, fue la primera en introducir el concepto de que hay bienes intangibles que contribuyen al desempeño de una organización.

La larga lista de ejemplos de intangibles incluye la creación de conocimiento, la capacidad de colaborar, la creación de una fuerte cultura corporativa, el incremento de la moral del colaborador, así como el compromiso y el cambio, tanto en los valores culturales como en las actitudes en el lugar de trabajo.

¿Pero cómo le podemos asignar un valor monetario a una mejora en la comunicación, a relaciones más colaborativas o al hecho de ser reconocidos como un “mejor lugar para trabajar”? ¿Cuáles son los costos asociados a la pérdida de un colaborador altamente talentoso en manos de un competidor? ¿Cuánto ahorra una empresa si sus colaboradores demuestran compromiso y están satisfechos?

Si bien es un intangible, este Retorno sobre Inversión (VOI) proporciona un valor real al negocio y a su fuerza laboral. El VOI da una imagen global del retorno del negocio, que incluye aspectos monetarios, así como medidas “blandas” de valor.

El valor de la felicidad de los colaboradores es un excelente ejemplo de los beneficios de una medida “blanda”. Este es un valor que puede ser más difícil de medir que otros indicadores cuantificables de ROI, pero puede ser medido y analizado a través de las encuestas de satisfacción de los colaboradores.

Los investigadores han encontrado que, cuando son reconocidos, 86 por ciento de los colaboradores se sienten más felices, 85 por ciento están más satisfechos con sus trabajos y 70% llegaron incluso a afirmar que solo son más felices en casa.

La creación de este tipo de atmósfera de “mejor lugar para trabajar”, realmente logra que los colaboradores se sientan valorados y también puede generar otros resultados más fácilmente mensurables. Por ejemplo, las compañías con colaboradores felices tienen un rendimiento mayor en un 20% al de la competencia. Los colaboradores felices son, además, 20% más productivos, generan ventas 37% más altas y se enferman 10 veces menos que sus colegas poco o no felices.

Estas medidas VOI surgieron cuando Sodexo analizó 4,805 negocios líderes de PYMES de todo el mundo. El estudio encontró que nueve de cada 10 líderes notaron una mejora en el ambiente del lugar de trabajo y en la reputación de la compañía cuando el foco se ponía en mejorar la Calidad de Vida de los colaboradores en el trabajo. Si bien estos retornos son cualitativos, 70% de estos líderes también afirmó que, efectivamente, dichos cambios resultaron en un beneficio en su volumen de negocios.

“En la economía actual, los recursos  más difíciles de cuantificar, como la reputación, la colaboración y el hecho de retener gente con habilidades difíciles de encontrar son claves para lograr una ventaja competitiva”, dice Mia Mends, CEO de Inspirus y de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos en los EE.UU. “Por más que el ROI sea suficiente para realizar un análisis táctico, enfocarse en los “datos blandos” ayuda a evaluar mejor el potencial estratégico de los programas de reconocimiento y el valor total a largo plazo de la inverción.

Encontrar el equilibrio óptimo

A la hora de evaluar sus inversiones, las empresas se concentran demasiado a menudo en los “datos duros” y en los aspectos financieros, sin embargo, solo la combinación de ROI y VOI puede brindarles un panorama general de todos los beneficios de su programa de reconocimiento.

Una vez que establecen y evalúan un conjunto claro de prioridades, las compañías pueden ampliar los programas exitosos, rediseñar los programas de bajo rendimiento y suspender aquellos que resulten ineficaces. 

 

 


Imprimir Email
Quiero ser Cliente
*
*
*
* *
* *
Campos Obligatorios *